De cinco a seis mil personas mueren cada año a la espera de órganos, pero a nadie le importa.


de-cinco-a-seis-mil-personas-mueren-año-a-espera-órganos-a-nadie-le-importa
jack kevorkiancincoseismilpersonasmuerenañoesperaórganosnadieleimportade cincoseis milmil personaspersonas muerenmueren cadacada añola esperaespera dede órganosnadie lele importacinco a seisa seis milseis mil personasmil personas muerenpersonas mueren cadamueren cada añoaño a laa la esperala espera deespera de órganospero a nadiea nadie lenadie le importade cinco a seiscinco a seis mila seis mil personasseis mil personas muerenmil personas mueren cadapersonas mueren cada añocada año a laaño a la esperaa la espera dela espera de órganospero a nadie lea nadie le importade cinco a seis milcinco a seis mil personasa seis mil personas muerenseis mil personas mueren cadamil personas mueren cada añomueren cada año a lacada año a la esperaaño a la espera dea la espera de órganospero a nadie le importa

En el siglo XXI se mueren cada día de hambre muchos más seres humanos de los que se morían cada día hace cinco mil años. Esto da que pensar.Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres, dos, yippee! Es Año Nuevo! Feliz Año Nuevo mi querido amigo.Cinco mil personas cada día pierden su hogar debido a una quiebra médica. La mayoría de ellos tenían un seguro.Creo que podría ser una buena mujer si tuviera cinco mil al añoLa belleza, la poesía del miedo en sus ojos. No me importa ir a la cárcel por, qué, cinco, seis horas? Fue absolutamente la pena.Cierro los ojos y veo una bandada de pájaros. La visión dura un segundo o acaso menos; no sé cuántos pájaros vi. ¿Era definido o indefinido su número?. El problema involucra el de la existencia de Dios. Si Dios existe, el número es definido, porque Dios sabe cuántos pájaros vi. Si Dios no existe, el número es indefinido, porque nadie pudo llevar la cuenta. En tal caso, vi menos de diez pájaros (digamos) y más de uno, pero no vi nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres o dos pájaros. Vi un número entre diez y uno, que no es nueve, ocho, siete, seis, cinco, etcétera. Ese número entero es inconcebible; ergo, Dios existe.