Cuidado de la democracia. Como norma política parece cosa buena. Pero de la democracia del pensamiento y del gesto, la democracia del corazón y la costumbre es el más peligroso morbo que puede padecer una sociedad


cuidado-democracia-como-norma-política-parece-cosa-buena-pero-democracia-del-pensamiento-y-del-gesto-democracia-del-corazón-y-costumbre
josé ortega y gassetcuidadodemocracianormapolíticaparececosabuenademocraciadelpensamientogestocorazóncostumbremspeligrosomorboquepadecersociedadcuidado dela democraciacomo normanorma políticapolítica pareceparece cosacosa buenala democraciademocracia deldel pensamientopensamiento yy deldel gestola democraciademocracia deldel corazóncorazón yla costumbrecostumbre esel másmás peligrosopeligroso morbomorbo queque puedepuede padecerpadecer unauna sociedadcuidado de lade la democraciacomo norma políticanorma política parecepolítica parece cosaparece cosa buenade la democraciala democracia deldemocracia del pensamientodel pensamiento ypensamiento y dely del gestola democracia deldemocracia del corazóndel corazón ycorazón y lay la costumbrela costumbre escostumbre es eles el másel más peligrosomás peligroso morbopeligroso morbo quemorbo que puedeque puede padecerpuede padecer unapadecer una sociedad

La democracia no se puede limitar a la simple sustitución de un gobierno por otro. tenemos una democracia formal, necesitamos una democracia sustancial.La capacidad del hombre para la justicia hace posible la democracia, pero la inclinación del hombre a la injusticia hace que la democracia sea necesarioLa democracia estaba siendo salvado del comunismo mediante la eliminación de la democracia.La ventaja de la democracia sobre las demás formas de gobierno es que no hay en la democracia una casta interesada en sofocar el pensamiento para que no se la discutaLa democracia necesita una virtud: la confianza. Sin su construcción, no puede haber una auténtica democraciaTodos los males de la democracia pueden curarse con más democracia.