Cuando una puerta de la felicidad se cierra, otra se abre; pero frecuentemente, permanecemos atrapados en la que se cerró y no vemos la nueva puerta que se ha abierto ante nosotros.


cuando-puerta-felicidad-se-cierra-otra-se-abre-frecuentemente-permanecemos-atrapados-que-se-cerró-y-no-vemos-nueva-puerta-que-se-abierto
puertafelicidadsecierraotraabrefrecuentementepermanecemosatrapadosquecerrónovemosnuevaabiertouna puertapuerta dela felicidadfelicidad sese cierraotra sese abrepero frecuentementepermanecemos atrapadosatrapados enla queque sese cerrócerró yy nono vemosvemos lala nuevanueva puertapuerta queque sese haha abiertoabierto antecuando una puertauna puerta depuerta de lade la felicidadla felicidad sefelicidad se cierraotra se abrepermanecemos atrapados enatrapados en laen la quela que seque se cerróse cerró ycerró y noy no vemosno vemos lavemos la nuevala nueva puertanueva puerta quepuerta que seque se hase ha abiertoha abierto anteabierto ante nosotros

Cuando una puerta de felicidad se cierra, otra se abre; pero a menudo miramos tanto tiempo a la puerta cerrada que no vemos la que se ha abierto para nosotrosCuando una puerta de felicidad se cierra, otra se abre, pero muchas veces miramos tanto tiempo la puerta cerrada que no vemos la que se ha abierto para nosotrosCuando una puerta de felicidad se cierra otra se abre, pero muchas veces miramos tanto tiempo a la puerta cerrada que no vemos la que se ha abierto para nosotrosCuando una puerta de felicidad se cierra, otra se abre. Pero con frecuencia miramos tanto a la puerta cerrada que no somos capaces de ver la puerta que se ha abierto frente a nosotros.Cuando una puerta se cierra otra se abre, es un hecho l apenas se acepta. La verdad es que a veces la puerta abierta es sólo para esa temporada.Todos tenemos un pasado, haciendo la paz con él nos hará libres. Cuando una puerta se cierra otra puerta en la vida nunca se abre darse por vencido.