Cuando pretendemos levantar un edificio, primero reconocemos la parcela del terreno, después dibujamos el proyecto, y cuando ya hemos estudiado el aspecto de todo el conjunto, calculamos el coste de la construcción


cuando-pretendemos-levantar-edificio-reconocemos-parcela-del-terreno-después-dibujamos-proyecto-y-ya-hemos-estudiado-aspecto-conjunto
william shakespearepretendemoslevantaredificioreconocemosparceladelterrenodespuésdibujamosproyectoyahemosestudiadoaspectoconjuntocalculamoscosteconstruccióncuando pretendemospretendemos levantarlevantar unun edificioprimero reconocemosreconocemos lala parcelaparcela deldel terrenodespués dibujamosdibujamos elel proyectocuando yaya hemoshemos estudiadoestudiado elel aspectoaspecto deel conjuntocalculamos elel costecoste dela construccióncuando pretendemos levantarpretendemos levantar unlevantar un edificioprimero reconocemos lareconocemos la parcelala parcela delparcela del terrenodespués dibujamos eldibujamos el proyectoy cuando yacuando ya hemosya hemos estudiadohemos estudiado elestudiado el aspectoel aspecto deaspecto de todotodo el conjuntocalculamos el costeel coste decoste de lade la construcción

Si un edificio se ve mejor en construcción de lo que hace cuando haya terminado, entonces es un fracaso.Cómo pretendemos que guarde otro un secreto, cuando nosotros mismos no lo hemos podido guardar?...Cuando reconocemos que no tenemos todo el tiempo del mundo, vemos nuestras prioridades más claramente.No es la belleza de un edificio que debe buscar en su la construcción de los cimientos que resista la prueba del tiempo.Nuestro objetivo en la construcción del Estado es la mayor felicidad del conjunto, y no de una sola clase.Solemos menospreciar a quien más nos quiere cuando no llega a las conclusiones nuestras. pretendemos sentirnos bien con nosotros mismos y al hacerlo herimos a quienes más queremos. el hombre es bruto al cuadrado, los es, primero cuando se equivoca y termina siéndolo otra vez, cuando quiere rectificar. la obra humana no acepta remodelación, uno es como es y suponer lo contrario es volverse a equivocar. samuel akinin