Con algunas personas soledad es un escape no de otros, sino de ellos mismos. Porque ven a los ojos de los demás sólo un reflejo de sí mismos.


con-personas-soledad-escape-no-otros-sino-mismos-porque-ven-a-ojos-demás-só-reflejo-sí-mismos
eric hofferpersonassoledadescapenootrossinomismosvenojosdemssóloreflejoalgunas personaspersonas soledadsoledad esun escapeescape nono dede otrossino deellos mismosporque venlos ojosojos delos demásdemás sólosólo unun reflejoreflejo desí mismoscon algunas personasalgunas personas soledadpersonas soledad essoledad es unes un escapeun escape noescape no deno de otrossino de ellosde ellos mismosven a losa los ojoslos ojos deojos de losde los demáslos demás sólodemás sólo unsólo un reflejoun reflejo dereflejo de síde sí mismoscon algunas personas soledadalgunas personas soledad espersonas soledad es unsoledad es un escapees un escape noun escape no deescape no de otrossino de ellos mismosporque ven a losven a los ojosa los ojos delos ojos de losojos de los demásde los demás sólolos demás sólo undemás sólo un reflejosólo un reflejo deun reflejo de síreflejo de sí mismoscon algunas personas soledad esalgunas personas soledad es unpersonas soledad es un escapesoledad es un escape noes un escape no deun escape no de otrosporque ven a los ojosven a los ojos dea los ojos de loslos ojos de los demásojos de los demás sólode los demás sólo unlos demás sólo un reflejodemás sólo un reflejo desólo un reflejo de síun reflejo de sí mismos

Si pudiéramos ver a los demás la forma en que ven a sí mismos sería cambiar todo acerca de cómo nos relacionamos unos con otros.Es sólo en la aventura que algunas personas tienen éxito en conocerse a sí mismos y en la búsqueda de sí mismosEs sólo en la aventura que algunas personas tienen éxito en conocerse a sí mismos - en la búsqueda de sí mismos.Pueden ser sus ojos espejos en los que otros ven sus más bellos mismos reflejados.Lo que estamos haciendo a los bosques del mundo no es sino un reflejo de lo que estamos haciendo a nosotros mismos y unos a otros.Las personas que aman a sí mismos, no hacen daño a otras personas. Cuanto más odiamos a nosotros mismos, más queremos que los demás sufren.