Compartir con un niño lo que alguna vez nos deleitó; ver que el deleite del niño se suma al nuestro.


compartir-niño-que-vez-deleitó-ver-que-deleite-del-niño-se-suma-al-nuestro
compartirniñoquevezdeleitóverdeleitedelsesumaalnuestrocompartir conun niñoniño lolo queque algunaalguna vezvez nosnos deleitóver queque elel deleitedeleite deldel niñoniño sese sumasuma alal nuestrocompartir con uncon un niñoun niño loniño lo quelo que algunaque alguna vezalguna vez nosvez nos deleitóver que elque el deleiteel deleite deldeleite del niñodel niño seniño se sumase suma alsuma al nuestrocompartir con un niñocon un niño loun niño lo queniño lo que algunalo que alguna vezque alguna vez nosalguna vez nos deleitóver que el deleiteque el deleite delel deleite del niñodeleite del niño sedel niño se sumaniño se suma alse suma al nuestrocompartir con un niño locon un niño lo queun niño lo que algunaniño lo que alguna vezlo que alguna vez nosque alguna vez nos deleitóver que el deleite delque el deleite del niñoel deleite del niño sedeleite del niño se sumadel niño se suma alniño se suma al nuestro

Compartir con un niño lo que alguna vez nos deleitó, ver que el deleite del niño se suma al nuestro, eso es felicidad.Compartir con un niño lo que alguna vez nos deleitó; ver que el deleite del niño se suma al nuestro, ¡eso es felicidad!.Para mostrar un niño lo que una vez que se deleitó, para encontrar deleite del niño añade a su propio - esto es la felicidad.Quisiera ser inocente cómo un niño, reír cómo rie un niño, pero no quiero ver llorar a un niño.El destino travieso y juguetón, nos acerca al borde del precipicio y nos hace ver de cerca el fracaso, cosa que a nuestro entender, no comprendemos y cuando realizamos lo que hicimos con error, una vez que lo hemos concientizado, se apresura y de la mano nos permite que con amor nos acerquemos el éxito. samuel akinin levy¿por qué nos sentimos mal y nos recriminamos por un error leve o de grandes proporciones?: si pasó, es parte de la definición del universo, y de ti mismo, de dios. no eres, nunca, malo. tal vez seas inmaduro y/o inconsciente; pero malo ¡nunca! es como si el niño que empieza a querer caminar se cayera muchas veces. nos parecería ridículo que el niño, si fuera consciente, se autocensurara por eso: ¡ah, pues es lo mismo! en otro nivel, pero es lo mismo. los errores, ya sean por accidente, o por háb