Como escritores y lectores, como pecadores y los ciudadanos, nuestro realismo y nuestro sentido estético hacernos desconfiar de abono en la nota positiva.


como-escritores-y-lectores-pecadores-y-ciudadanos-nuestro-realismo-y-nuestro-sentido-estético-hacernos-desconfiar-abono-nota-positiva
escritoreslectorespecadoresciudadanosnuestrorealismosentidoestéticohacernosdesconfiarabononotapositivacomo escritoresescritores yy lectorescomo pecadorespecadores ylos ciudadanosnuestro realismorealismo yy nuestronuestro sentidosentido estéticoestético hacernoshacernos desconfiardesconfiar dede abonoabono enla notanota positivacomo escritores yescritores y lectorescomo pecadores ypecadores y losy los ciudadanosnuestro realismo yrealismo y nuestroy nuestro sentidonuestro sentido estéticosentido estético hacernosestético hacernos desconfiarhacernos desconfiar dedesconfiar de abonode abono enabono en laen la notala nota positiva

La estrategia de los inmorales, los pecadores y los viciosos es hacernos creer que todos son inmorales, pecadores y viciosos, que ese es el mundo real y corriente y que el nuestro es la minoría. de esa forma van sumando de uno en uno y para su próxima adepción, nosotros somos referencia obligada de su elocuente demostración.Como escritores se hacen más numerosos, es natural que los lectores se vuelven más indolente.Nuestro progreso como nación no puede ser más rápido que nuestro progreso en la educación. La mente humana es nuestro recurso fundamental.Nuestro camino es no planeado y nuestro camino es desconocido. Sin embargo, nuestro viaje se hace todo cuando viajamos como unoLas personas que desarrollan el hábito de pensar en sí mismos como ciudadanos del mundo están cumpliendo con el primer requisito de cordura en nuestro tiempoSomos tan ciegos que no queremos ver lo que nos rodea. tenemos a un buen hombre a nuestro lado y lo menospreciamos al ver al del vecino. no podemos olvidar que de algún modo ése que nos acompaña, nosotros lo escogimos, que en algún momento él supo ganar nuestro cariño. redescubramos sus cualidades, volvamos a darle la oportunidad de hacernos tan feliz como aquel día que le dijimos sí. samuel akinin