Casi siempre que un matrimonio se lleva bien, es porque uno de los esposos manda y el otro obedece


casi-siempre-que-matrimonio-se-lleva-esposos-manda-y-obedece
gregorio marañóncasisiemprequematrimoniosellevaespososmandaobedececasi siempresiempre queque unun matrimoniomatrimonio sese llevalleva bienlos espososesposos mandamanda yotro obedececasi siempre quesiempre que unque un matrimonioun matrimonio sematrimonio se llevase lleva biende los espososlos esposos mandaesposos manda ymanda y elel otro obedececasi siempre que unsiempre que un matrimonioque un matrimonio seun matrimonio se llevamatrimonio se lleva bienuno de los espososde los esposos mandalos esposos manda yesposos manda y elmanda y el otroy el otro obedececasi siempre que un matrimoniosiempre que un matrimonio seque un matrimonio se llevaun matrimonio se lleva bienporque uno de los espososuno de los esposos mandade los esposos manda ylos esposos manda y elesposos manda y el otromanda y el otro obedece

Hoy como siempre te deseare lo mejor, hoy entendi que en el amor no se manda, que por mucho que uno ame, no se puede obligar al otro a amar igual; por que el amor no obedece el amor nace y se corresponde, y como no existe esto me alejo, que seas feliz en tu intento y si no fuere asi lo siento.Un matrimonio bien acordado, si manda el marido, siempre es con el permiso de su mujerEl matrimonio es un combate a ultranza, antes del cual los esposos piden la bendición de Dios, porque amarse para siempre es la más temeraria de las empresas.Manda el que puede y obedece el que quiereEn el matrimonio sucede que cada uno tiene sus gustos, y éstos son incompatibles con los del otro y cada uno tira hacia los suyos. Uno tira hacia el norte y el otro hacia el sur, y el resultado es que se dirigen al este, a donde ninguno de los dos quería ir.De la heterosexualidad debemos dudar porque es casi siempre autodeclarada, y de la homosexualidad porque es casi siempre prejuzgada.