Bien saben los amantes que hay caricias que son no una simple caricia sino una posesión.


bien-amantes-que-hay-caricias-que-son-no-simple-caricia-sino-posesión
josé Ángel buesaamantesquehaycariciassonnosimplecariciasinoposesiónlos amantesamantes queque hayhay cariciascaricias queque sonson nono unauna simplesimple cariciacaricia sinosino unauna posesiónsaben los amanteslos amantes queamantes que hayque hay cariciashay caricias quecaricias que sonque son noson no unano una simpleuna simple cariciasimple caricia sinocaricia sino unasino una posesiónbien saben los amantessaben los amantes quelos amantes que hayamantes que hay cariciasque hay caricias quehay caricias que soncaricias que son noque son no unason no una simpleno una simple cariciauna simple caricia sinosimple caricia sino unacaricia sino una posesiónbien saben los amantes quesaben los amantes que haylos amantes que hay cariciasamantes que hay caricias queque hay caricias que sonhay caricias que son nocaricias que son no unaque son no una simpleson no una simple cariciano una simple caricia sinouna simple caricia sino unasimple caricia sino una posesión

Dicen que ofrecemos respuestas simples a problemas complejos. Bien, quizás hay una respuesta simple; no una respuesta fácil, sino simple.
dicen-que-ofrecemos-respuestas-simples-a-problemas-complejos-bien-quizás-hay-respuesta-simple-no-respuesta-fácil-sino-simple
El beso de tu boca es manjar de dioses, una caricia de tus manos fruta prohibida, una simple sonrisa placer terrenal y tú eres mi maravilla andante.
el-beso-tu-boca-manjar-dioses-caricia-tus-manos-fruta-prohibida-simple-sonrisa-placer-terrenal-y-tú-mi-maravilla-andante
Hay tres clases de hombres amantes de la sabiduría, los amantes de honor, y los amantes de la ganancia.
hay-tres-clases-hombres-amantes-sabiduría-amantes-honor-y-amantes-ganancia
No hay que tratar de justificarlas, sino más bien para percibir su naturaleza simple y clara. -Maureen Dowd
no-hay-que-tratar-justificarlas-sino-más-percibir-naturaleza-simple-y-clara
La enfermedad más grave del amor no son los celos sino la decepción. todos los amantes la padecen, pero son muy pocos los que sobreviven a sus estragos. -Juanan Urkijo
la-enfermedad-más-grave-del-amor-no-son-celos-sino-decepción-todos-amantes-padecen-son-pocos-que-sobreviven-a-estragos