“a veces los abismos son necesarios para, sentir el peligro a nuestros pies, dar media vuelta y tumbarnos a la sombra del arbolito vivencial…”


a-veces-abismos-son-necesarios-sentir-peligro-a-nuestros-pies-dar-media-vuelta-y-tumbarnos-a-sombra-del-arbolito-vivencial
kim bertran canut“avecesabismossonnecesariossentirpeligronuestrospiesdarmediavueltatumbarnossombradelarbolitovivencial…”“a vecesveces loslos abismosabismos sonson necesariosnecesarios parasentir elel peligronuestros piesdar mediamedia vueltavuelta yy tumbarnosla sombrasombra deldel arbolitoarbolito vivencial…”“a veces losveces los abismoslos abismos sonabismos son necesariosson necesarios parasentir el peligropeligro a nuestrosa nuestros piesdar media vueltamedia vuelta yvuelta y tumbarnostumbarnos a laa la sombrala sombra delsombra del arbolitodel arbolito vivencial…”“a veces los abismosveces los abismos sonlos abismos son necesariosabismos son necesarios parael peligro a nuestrospeligro a nuestros piesdar media vuelta ymedia vuelta y tumbarnosy tumbarnos a latumbarnos a la sombraa la sombra della sombra del arbolitosombra del arbolito vivencial…”“a veces los abismos sonveces los abismos son necesarioslos abismos son necesarios parasentir el peligro a nuestrosel peligro a nuestros piesdar media vuelta y tumbarnosvuelta y tumbarnos a lay tumbarnos a la sombratumbarnos a la sombra dela la sombra del arbolitola sombra del arbolito vivencial…”

Las pasiones son como los vientos, que son necesarios para dar movimiento a todo, aunque a menudo sean causa de huracanes.Las pasiones son como los vientos; son necesarios para dar movimiento a todo, aunque a menudo sean causa de huracanes.Las pasiones son como los vientos, que son necesarios para dar movimiento a todo, aunque a menudo sean causa de huracanesOigo los pasos de tu cariño, sueño con sentir un día las caricias de tu corazón, cojo tu mano y te llevo a dar una vuelta alrededor de la belleza del amor, te quiero.Nuestros errores del pasado son sólo eso: errores. Y eran necesarios para hacer el fin de convertirse en la persona más sabia que se convirtió.Sabe cuándo hablar - por muchas veces que trae peligro, para dar el mejor asesoramiento a los reyes.